viernes, 6 de febrero de 2015

Tratamiento Natural de las Várices

Tratamiento Natural de las Várices


Las várices son venas que han sufrido una dilatación . Visibles en la superficie de la piel como bultos que destacan debido a su color morado o de un azul oscuro, aparecen con mayor frecuencia en las pantorrillas y la zona interior de las piernas. Constituyen el resultado de la acumulación de sangre que no fluye adecuadamente e indican un problema en la circulación. Afectan a la mitad de la población adulta mayor de cincuenta años, preferiblemente mujeres.




Cómo se forman

En las venas la presión sanguínea es prácticamente nula. La fluidez de la sangre en ellas depende básicamente de la respiración y el movimiento muscular. Las venas son más delgadas que las arterias y poseen unas válvulas que impiden que la sangre se mueva en la dirección contraria. Las várices se forman cuando el funcionamiento de estas válvulas falla y el movimiento de la sangre no es estimulado adecuadamente. Entonces, la sangre se acumula, provocando un estiramiento de las paredes de las venas, que se deforman y dan lugar a las varices. Éstas resultan dolorosas o provocan sensación de pesadez y malestar, además de constituir un problema estético considerable. 

 Una de las causas de las varices es un estilo de vida sedentario. La falta de movimiento físico, la presión sobre las piernas al estar muchas horas sentado, el exceso de peso y la alimentación desequilibrada son factores de riesgo.

Existen también las varices denominadas de araña, que son como ramitas finas que se extienden en distintas direcciones y afectan a grupos de venas delgadas cercanas a la superficie de la piel.

Las hemorroides

Las hemorroides son un tipo de varices que aparecen en la zona del ano, alrededor o en la parte inferior del recto. Su frecuencia es tan alta como la que se ha indicado para las varices en general y se detectan generalmente al ver sangre en las heces o en el papel higiénico. En estos casos, es importante acudir a una revisión médica para asegurarse de que no se relacione con alguna patología más grave, como un cáncer de colon. Las hemorroides se trata con cremas y baños que alivian la hinchazón. En algunos casos graves, puede ser necesaria la cirugía. Se previenen con una dieta rica en fibras.

Mira también Algunos Alimentos para Evitar las Várices 

Las varices en la mujer y el hombre

Existe una idea generalizada de que las mujeres son más propensas a padecer 
. Estos es verdad sólo en parte. Ellas están más expuestas a las alteraciones hormonales, que pueden provocar varices y otros síntomas, pero no significa que sean una enfermedad de la mujer. Un factor de riesgo es el consumo de anticonceptivos, que alteran el sistema hormonal femenino. El desequilibrio hormonal puede darse también en el hombre a veces por toxinas contenidas en alimentos industriales.



Fitoterapia

Se recomienda tomar infusiones o aplicar lociones preparadas con las siguientes hierbas, siempre bajo el asesorameinto de un médico naturista

. Milenrama . Tiene un efecto hipotensor que alivia las varices, las hemorroides y otros problemas circulatorios, como la hipertensión.

. Castaño de Indias. Posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a normalizar el grosor de las venas y las arterias. Se utilizan las semillas o la corteza , nunca la cáscara de la nuez, pues ésta resulta tóxica.

. Hammamelis . Es un antiinflamatorio natural que se aplica externamente. No se debe ingerir . Dos infusiones para tratar las varices (tomar una taza al día ) 

. Jengibre . Hervir una cucharadita de la raíz en agua.

. Cola de caballo . Poner dos cucharaditas de la planta seca en agua hirviendo.

El aporte de vitamina C es muy importante en la formación de colágeno, imprescindible para lograr una buena salud de las venas y las arterias.


Otros remedios naturales

. Hacer ejercicio. La vida sedentaria es una de las principales causas de las varices, que son más frecuentes en personas que trabajan muchas horas sentadas. La presión en las piernas debida a esta posición obstaculiza la circulación sanguínea. Ésta, a medida que se aleja del corazón, requiere del movimiento de los órganos, especialmente en las zonas de las venas profundas, rodeadas de musculatura o materia grasa. Se recomienda caminar a diario, ir en bicicleta, subir escaleras, nadar, etc.

Mira también Mitos y Verdades sobre las Várices 

Activar la circulación, descansando con los pies alzados, al menos diez minutos seguidos, evitando cruzar las piernas cuando se está sentado y sumergiendo los pies en agua templada con vinagre de manzana y sal marina. Esto aliviará la sensación de pesadez.

Evitar la ropa apretada, sobre todo en la zona donde hay varices.
Evitar estar de pie durante periodos de tiempo muy prolongados.
Aplicar un masaje diario sobre la zona de las varices con vinagre de manzana o con gel de aloe vera. Después cubrir con una tela humedecida en el mismo producto utilizado para el masaje.

Te puede interesar 




Gracias por compartir 




Gracias por leer Tratamiento Natural de las Várices